Los comentarios están desactivados para este post

Catequesis en América: Una lección sin palabras

 

Carlos Ayala. Rector Iglesia San Josemaría Escrivá

 

San Josemaría llega a América Latina en el año 1974 para reunirse con varios grupos de personas en distintos países, incluido Ecuador.

En esas reuniones respondía a todo tipo de preguntas sobre la familia, los hijos, el trabajo y diversos aspectos personales.

Sus respuestas siempre fueron llenas de fe, y animando a seguir o superar lo que se presentase.  Nos dijo que aprendamos a perdonar, a disculpar, a unir siempre.  Llegó a Ecuador el 1 de agosto y se fue el día 15, fiesta de la Asunción de la Virgen. Mientras estuvo en Quito, se reunió con grupos reducidos de familias y miembros de la Obra que vieron su entrega en las circunstancias adversas de enfermedad que padeció esa quincena. Quienes pudieron acompañarlo en esos momentos lo recuerdan como un ejemplo de humildad.

El próximo 1 de agosto se cumplen 45 años de su venida. Mons. Juan Larrea decía de él: “ Veíamos a un hombre de gran piedad, que infundía amor a Jesucristo y a su Madre Santísima, veneración y extremada obediencia a la Iglesia y al Papa, un sentido de servicio y apostolado sin salir de nuestro sitio y mediante el cumplimiento de los deberes ordinarios”

Los comentarios están cerrados.